Proyecto Conciencia Solar, undécima meditación mensual: La Puerta de la Tercera Dimensión

by / Sunday, 29 November 2015 / Published in Proyecto Conciencia Solar

Se abre una vez más el espacio de contención y Amor, a través del cual está comunicación se hace posible. Desde este espacio envuelvo a cada corazón que se encuentra en sintonía, en un cálido abrazo de Luz, con el propósito de hacerles sentir cuán amados, contenidos y acompañados están en este momento.

La humanidad se encuentra en un delicado proceso de transición. Un proceso que ha liberado desde las profundidades de la memoria celular la verdadera esencia de la conciencia de separación. Como colectivo se encuentra enfrentados ante el reflejo de su sombra, y esta, resguarda dentro de la memoria celular, la historia de la humanidad. Historia que se ha encargado de mantener las heridas del Alma abiertas, en busca de su sanación y trascendencia. Como verán, las historias se repiten, una y otra vez, cuando la lección no ha sido aún comprendida. Con el paso de los siglos la humanidad se sumergió a sí misma en un círculo vicioso de dolor y olvido.

La tercera dimensión es el escenario de la dualidad, ese es su propósito. La energía que se encarga de sostener, permite que las consciencias que la habitan experimenten la separación como parte integra de la vida. Ese proceso no es “bueno” ni “malo”, pues al enfocar el entendimiento de esa manera, ahí mismo, en ese momento, estás viviendo en separación. La dualidad es por lo tanto un matiz que toma la Luz y la Consciencia de la Fuente dentro de la tercera dimensión. Por lo tanto, las experiencias de la dualidad realmente, ante los ojos compasivos de la Fuente, no son “buenas” ni “malas”, solo son. Existen porque deben existir, ya que el propósito de esta dimensión es otorgar justamente la enseñanza de la dualidad.

El proceso de Ascensión por lo tanto, no consiste en cambiar la energía de la tercera dimensión. Sino en comprenderla y abrir la puerta oculta que esta dimensión porta. Pues como verán, la esencia de esta dimensión contiene al número 3. Es decir, esta dimensión por sí misma, nos habla de Trinidad. No de dualidad y es aquí donde entra la puerta oculta.

Verán, la experiencia natural de la tercera dimensión permite a las consciencias vivir la separación. Con separación me refiero al hecho de que, en esta dimensión la mente y el ego crean una ilusión de desconexión de la Fuente y como tal, los seres se perciben verdaderamente separados entre sí. De esa forma, la interpretación de la realidad y de los acontecimientos se realiza desde esa misma separación: bueno y malo. Luz y oscuridad. Amor y miedo. Y la experiencia de la vida se vive así, determinando los actos desde esa perspectiva.

Sin embargo, la puerta oculta de la tercera dimensión se abre a través de la integración de esos conceptos. Comprendiendo que ambos forman parte de la creación y eso se logra cuando se trasciende la necesidad de juzgar cada experiencia. Abriéndose a la posibilidad de ver un panorama más elevado y completo en el cual, todos los aspectos de la experiencia en cuestión puedan ser observados. En lugar de solamente observar y sostener la consciencia en una de las dos polaridades, el lograr ver la perspectiva completa permita que se genere la integración y se despierte un sentimiento profundo de entendimiento y aceptación.

Por ejemplo, muchas personas en este tiempo están viviendo rupturas y finales de ciclo en sus relaciones. En ese proceso, el cuerpo emocional puede quedarse apegado a las experiencias que se vivieron con la pareja y puede tener dificultades en dejar ir. Por su parte el ego, alimentado por aquellas emociones, puede comenzar a interpretar la experiencia como negativa. Puede aparecer la sombra del fracaso o el abandono y a partir de ahí, la conciencia de separación se experimenta a través de la creación de resentimientos y heridas.

En ese caso, la puerta oculta de la tercera dimensión, es decir la posibilidad de la integración, podría darle a la persona en cuestión otro panorama de la experiencia. ¿Como? Comprendiendo que ese ciclo llego a su fin porque es necesario para el Alma. Tomando y apreciando los regalos que esa persona le otorgo, en forma de aprendizajes y experiencias amorosas. Entrando en la consciencia de Gratitud por todo lo bello vivido. Por todo lo aprendido durante los momentos difíciles y por todo lo que les queda por vivir a ambos a partir de ese momento. Pues cada experiencia y cada relación dejan algo detrás de sí. Las personas que están en tu vida y aquellas que se fueron, permanecen en el corazón como consecuencia de los aprendizajes que compartieron.

Es cuando el ser humano se permite observar su realidad desde una conciencia neutra. Dejando a un lado la necesidad de observar desde la consciencia de vencedor o perdedor, que la vida se abre verdaderamente y se produce la alquimia de la reconexión con la Fuente. Es ahí que la Fuente te recibe en sus brazos, porque has recordado que el propósito de todo es justamente ese reconocimiento y ese amoroso retorno.

Esta es la oportunidad que en este momento se abre ante la humanidad. La oportunidad de integrarse. La oportunidad de sentir la fuerza y el Amor de la Fuente. La oportunidad de abrir esa puerta que permita que la dualidad se integre transformándose en Unidad. Esa es la energía de la trinidad, es la integración de todos los aspectos de la Fuente en uno mismo, es vivir desde el abrazo amoroso de la Madre y el Padre, para convertirse en el hijo prodigo que retorna a casa luego de su grandiosa experiencia de vida.

En la religión católica los aspectos de la Trinidad son: el Padre, el hijo y el Espíritu Santo. Representado este último como una paloma blanca. Este aspecto no es otro sino la energía femenina de la Diosa. La Madre conciliadora y compasiva que al despertarse en el corazón, es la que facilita la apertura de la Puerta de integración en la consciencia humana. ¿Comprenden porque el símbolo de la Paz es la paloma blanca? Para alcanzar la Paz verdadera, aquella que surge del interior es necesario abrir los brazos y el corazón a esa energía amorosa de la Diosa. La Madre que durante su ausencia dentro de la consciencia colectiva de la humanidad, grandes historias de guerra y dolor fueron creadas.

Los acontecimientos planetarios se encuentran revelando cuanto resentimiento hay almacenado en el corazón de la humanidad. Actos de odio generan respuestas de odio. Pero ¿qué pasaría si se atrevieran a ver las cosas de manera diferente? Si dejaran de responder a las experiencias de la manera en la que están habituados a responder. Usualmente cuando se sienten lastimados responden desde esa herida. Bajo la consciencia de “tú me lastimas, yo te lastimo” ojo por ojo, diente por diente. Esto produce un ciclo interminable. Porque aquello que rompe con los ciclos de dolor es el entendimiento y el Amor.

El amor es lo que libera. El amor es lo que abre las puertas. No juzgues a aquel que piensa y actúa diferente a ti. Libérate de esa necesidad imperiosa de juzgarlo todo y dar una opinión de todo.

Amada Familia, desde este espacio y desde el más alto Amor les digo, observan los acontecimientos del mundo desde la distancia. Y juzgan a aquellos que sufren como “víctimas” mientras critican y condenan a aquellos que crean ese sufrimiento, como “victimarios” respondiendo con el mismo odio e incomprensión.

Sin embargo, nadie que se encuentre leyendo estas líneas, está viviendo esas experiencias de primera mano. Las están mirando cómodamente desde su computadora a través de Internet. Se sitúan cómodamente en su estrado de juez y juzgan. “Esto es bueno” “esto es malo”.

Con ese juicio solo alimentan la separación. Realmente no crean Unidad. Solo el Amor y la compasión crean Unidad. Y por supuesto, ambos elementos se deben sostener sin distinción. No solamente a quienes juzgamos como víctimas, sino también hacia aquellos que producen sufrimiento, pues en su Alma también hay dolor.

Aquellas almas que en este momento están viviendo las experiencias dolorosas de la guerra, anhelan La Paz. Entre ellos se solidarizan, se ayudan y se unen. Porque desean ser libres. No necesitan más jueces, no necesitan más incomprensión, porque aquellos que crean la guerra actúan desde el juicio y la incomprensión. Lo que la humanidad y la Tierra necesitan, es Amor, comprensión, unión. Empezando por casa. Empezando por ti. Esa es la puerta oculta de la tercera dimensión. Pues si bien, aquí se viene a experimentar la dualidad, también se puede experimentar la Unidad. Dentro del mismo marco de consciencia.

Por ello, ¿que deseas elegir? ¿Continuar siendo juez, o convertirte en Amor y ser libre?

Para que la Paz se manifieste en la Tierra, el Ser Humano tiene que crearla desde adentro. En sus actos, en su sentir, en su pensar.

El Octavo Registro Planetario

Hemos llegado al final del ciclo de activaciones de los Registros Planetarios. Finalizamos con el octavo y a partir del próximo mes se iniciará una nueva etapa del proyecto Conciencia Solar en la cual nos enfocaremos a trabajar con los Cristales Planetarios.

En esta ocasión el Octavo Registro Planetario trabajará con la Glándula Timo, con el propósito de liberar la memoria de dolor y abandono que prevalece en la conciencia de separación y contribuir a la reconexión con la verdadera esencia de Amor incondicional que el ser humano porta en el Corazón. Contenido dentro de la glándula timo se encuentra la Matriz del Alma, el espacio sagrado donde la esencia y el propósito de tu existencia habitan.

Al activar la Luz en la glándula timo, la capacidad para confiar y reconectar con la Fe y por ende, con la Fuente puede abrirse. La Glándula Timo es el espacio donde la inocencia habita y es desde la inocencia que se puede trascender la necesidad de juzgar y separar. Como preparativo al inicio del nuevo ciclo de activaciones de los Cristales Planetarios en esta ocasión la Luz del Octavo Registro Planetario será irradiada hacia la Red Cristalina Cetácea y con ello, una renovación amorosa de la frecuencia podrá ser manifestada.
Al mismo tiempo sostendremos la energía de las Rosas blancas, como en anteriores ocasiones cuando ha prevalecido la necesidad de sostener la Paz en los lugares donde habita conflicto. Irradiaremos la energía de las Rosas hacia Siria, África, Líbano, Israel y hacia todo el Planeta, sosteniendo la Luz de redención, compasión y Amor para la consciencia colectiva de la Humanidad.

Todo ello sostenido como siempre a través de la Red de Vida.

Que el Amor prevalezca en cada corazón y que desde ese espacio sea posible el reconocimiento de la Unidad.

En Amor, Yeshua a través de Kai

 

Registro Planetario 8

 

flor

 Fractal individual de la RED DE VIDA

  sermaya

Forma de sostener TU fractal Individual desde el corazón. impulsado por el Cristal Arcoris octaedrico que es tu Semilla Cristica latiendo dentro de tu llama interior.

 parejacielo

Esta es la Forma de Sostener e irradiar en sintonía con la Red de Vida, entrelazando nuestros corazones en Amor, sostenemos esta Gran Red y cada vez que irradiamos Amor, sanación y Transmutación hacia la Tierra e invocamos al Ser interior de nuestras Hermanas y Hermanos a la distancia, la Luz y la Sanación se extienden por todo el Planeta!

 red de vida

La Red de Vida expandiéndose por todo el Planeta a través de los Servidores de la Luz. Esta Red sostiene y apoya los cambios. Cada vez que hacemos una limpieza en algún lugar del Planeta, al convocar internamente a nuestras Hermanas y Hermanos de Luz la sanación se extiende hacia todo el Planeta!

DESCARGA LA MEDITACION

Recuerden, tanto las Meditaciones como la Activación del Punto de Luz pueden hacerlo en grupo o en solitario. 

Donde exista una persona dispuesta a Servir el universo entero acude en Ayuda!

Les envío un gran abrazo e infinito Amor!

 …

 Para mayor información sobre lo que ES el AGUA DE ANTARTIDA click en la imagen.aquí

 Mas información sobre el Proyecto Conciencia Solar aquí

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.

TOP