Proyecto Conciencia Solar, sexta meditación mensual: El Rayo Arcoiris de integración

by / Tuesday, 30 June 2015 / Published in Proyecto Conciencia Solar

Abrimos este espacio a través del cual Luz va creando reflejos en la superficie de la Tierra. Reflejos que permite a cada Alma consciente abrazar cada uno de los aspectos de su Ser, desde el entendimiento de que Todo cuanto existe es Uno en el infinito océano de la creación.

Abrazamos este momento, lo respiramos, vivimos el instante para comprender que la Unidad y la Luz nos están inspirando para abrirnos a posibilidades nuevas y frescas. En este momento la energía del Rayo Arcoíris se ha abierto paso, fluyendo a través de los entramados Planetarios.  Incorporándose en el corazón de cristal de la Madre Tierra y desde ese espacio, abriéndose paso para inspirar e irradiar la Compasión Amorosa, en la consciencia de aquellos que se abren a recibir y permanecen en la sintonía del Amor y la receptividad. 

 Quien esté dispuesto a recibir, abra su corazón a este momento, que es incluyente, que abraza a toda la creación sobre la Tierra, que no descarta raza, credo ni condición. La Humanidad entera está siendo bañada con esa suave y amorosa Luz que inunda a la Tierra desde los confines del Cosmos. El ahora es Uno con el Todo. No hay pasado ni presente, todo se funde en este Momentum creador.

 Son momentos de cambios. Momentos que inspiran hacia un análisis profundo, en el cual el Alma de cada Ser, está solicitando una revisión consciente de aquello que se sostiene con mayor fuerza en la realidad. 

 Durante mucho tiempo han creado el empuje necesario para que un despertar de consciencia ocurriera. Sin embargo en este instante, en el cual ese despertar desea manifestarse de manera contundente en su vida, muchos de ustedes no se están atreviendo a dar los pasos que requieren dar para que ese despertar sea verdaderamente suyo, una realidad.

 Uno de los pasos necesarios a dar en este tiempo es el análisis concienzudo de quien eres y hacia donde deseas ir. Pues durante mucho tiempo han permitido que las emociones les dominen y ante todo, han permitido que sus miedos y aparente limitaciones dominen su día a día. Esto impide que reconozcan en el ahora la eternidad y la belleza de su Ser y crea un espacio de incoherencia con lo que desean recordar y despertar.

Han utilizado ya mucha energía en “sanar” las heridas del pasado. Sin embargo, todo es como debe Ser, cada momento de su vida, con todo los matices que conlleva, es parte de la experiencia evolutiva de su Ser. Por lo tanto, al enfocarse en sanar algo que ha quedado atrapado dentro de las líneas tiempo, mantienen su energía enfocada en otro espacio que difiere del presente, generando que se mantenga continuamente un enfoque de “necesidad de reparación” en lugar de un enfoque amoroso de “entrega y receptividad”. Ese es estado amoroso y pacífico de “entrega y receptividad” el que abre la puerta hacia reconexión con la Fuente y la Esencia Divina que habita en el corazón. Pues es desde la consciencia dual que se perciben separados y por lo tanto fragmentados, en un constante enfoque de desconexión.  

 Ante esta energía repetitiva que se enfoque en “sanar las heridas” se crea un estado continuo de fragmentación energética, se siente incompletos, que algo falta y es que en lugar de simplemente tomar las experiencias como aprendizajes y enfocarse en el presente, desde el entendimiento de que aquí y ahora eres UNO con la Fuente y todo va en busca de ese Origen, mantienen a su mente enfocada en ese estado de “necesito sanar para ser completo”

Ya eres completo, aquí y ahora con todos tus matices. Tus luces y tus sombras crean esa completitud. Tu historia es el eco de tu esencia, son los residuos de tus aprendizajes. Lo que dejaste atrás en cada línea de tiempo conforma lo que eres hoy. Y hoy, eres la Fuente. No te falta nada. En el momento en el que se dijo “YO SOY la Verdad, el Camino y la Vida” se hacía alusión a ese mismo reconocimiento de la perfección que habita dentro de la aparente “imperfección”. Es el reconocimiento de tu Luz lo que abre los caminos y las puertas. Es el estado de amorosa receptividad lo que hace sentirte completo. No los resultados de tus interacciones, no lo que te dicen los demás. Es lo que habita dentro de ti lo que verdaderamente debe llenarte.

 Cuando tu Ser busca una sanación de las heridas del pasado es porque tu Alma desea recuperar la enseñanza que quedó atrapada dentro de la emoción. Cada experiencia porta consigo un aprendizaje, que no siempre es recibido o incorporado, debido a que la personalidad se queda apegada únicamente al dolor de la experiencia en si. La búsqueda de la sanación no es otra cosa que el deseo que el Alma tiene de recolectar la experiencia, para ubicarse a si misma en otro espacio evolutivo en el cual, aquella enseñanza ya se encuentre incluida, transformada en Sabiduría.

 Por lo tanto, ante toda sanación siempre habrá una puerta que se abra generando la posibilidad de un cambio. Muchos de ustedes se han mantenido enganchados en la necesidad de esa sanación, es decir enfocados en el “pasado” sin darse la oportunidad de utilizar su energía para construir el presente y crear el espacio para la manifestación de aquello en lo que se desean convertir. Cuando pasas tanto tiempo de tu existencia enfocando tu energía en sanar lo que cargas, tus emociones se quedan enganchadas en ello. El proceso de sanar involucra un dejar ir. No solo deben enfocarse en sanar sus heridas, sino crear de una forma consciente el camino que deberá surgir a consecuencia de esa Sanación.

 Sanar es cerrar una puerta cuyo interior ya cumplió su función y darse la oportunidad de caminar el sendero que se abre al frente, sin mirar atrás. Cuando permaneces mirando atrás es porque no has logrado recolectar completamente la enseñanza y eso se debe quizá, al orgullo espiritual, a no querer reconocerte a ti mismo en el otro. Aquí es cuando de nuevo, es necesario entrar en estado de “entrega y receptividad” pues en aquello que no puedes perdonar se encuentra el mayor regalo de la existencia, oculto bajo la máscara del dolor. Sin embargo, no es enfocando tu energía en sanar el dolor en si mismo que lograras integrar esa experiencia. Es enfocando tu energía en recibir la enseñanza, aun cuando la experiencia no se logre comprender por si misma. Para ello, conviene decretar ante toda experiencia dolorosa “Me permito recibir la Luz y el Amor que esta experiencia oculta” y permanecer en receptividad, hasta que la energía se haya liberado de la misma, sin esfuerzo.

 Este acto de reconocer la Luz que habita en cada experiencia, debe surgir de forma espontánea y natural, de la misma manera que la Tierra se nutre del sol, pero también se nutre de la lluvia.

Sanar es por lo tanto permitirse cerrar la puerta detrás de sí y continuar avanzando en este camino llamado vida. Como cuando se disponen a salir a la calle, cierran la puerta de casa y comienzan a caminar, enfocando su energía y pensamiento en las actividades que tienen que realizar, no se quedan pensando en como cerraron la puerta y si esta quedo bien cerrada. Dan por sentado que la puerta está ahí, se cerró y con toda libertad pueden comenzar a caminar.

La sanación de las heridas de su vida es similar. Sanar es aprender, tomar la enseñanza recibida de la experiencia y caminar hacia adelante con esa enseñanza bajo el brazo, no a cuestas sobre la espalda. 

 Muchas de las heridas que cargan en su interior se han mantenido ahí porque no han logrado aprender la lección que esas experiencias proponían. Cada experiencia de vida surge a consecuencia de una elección y por lo tanto son responsabilidad de aquel que las experimenta. Tú y nadie más es testigo de su creación y actor de sus consecuencias.

 Por ello, cuando el pasado les envuelve lo mejor que pueden hacer es solo observar la experiencia y reconocer “yo la cree, yo la coloque ahí para mi aprendizaje” dar Gracias por lo aprendido y dejar ir. La culpa no solucionada nada, solo envuelve dentro de una telaraña emocional que empaña la visión y no permite que ocurra el dejar ir. 

 El presente es el espacio donde reside la chispa de la creación y es la ventana mas grande para crear algo nuevo. Quieres cambiar, hazlo. Transforma el enfoque de tu energía en abrir el espacio para la manifestación de esa versión diferente de ti mismo.

 Esa es la esencia del Rayo Arcoíris, es la alegría y la liberación que surge de un dejar ir. Si al observar tu historia hay aspectos que aún no comprendes, no te enfoques en escudriñar el porqué de las situaciones que acontecieron en tu vida. Pues es justamente el escudriñar lo que crea las marañas emocionales. Da la espalda a la situación y enfoca tu mirada en lo que tienes ante ti hoy, pues cada día es una Bendición. La existencia por si misma se sostiene desde el Amor y su deseo es crear más y más Amor. Permite que así sea en tu Vida. Abre la Puerta a ese amor que verdaderamente libera. Es  ese Amor libre el que se manifiesta cuando la energía se enfoca en el agradecimiento y el impulso creativo de algo nuevo.

 Si te sientes deprimido en este momento, usa entonces tu creatividad. Pinta, decora, cambia de lugar los muebles o los cuadros y veras como la energía se vuelve más liviana. Involucrarse en procesos creativos ayuda a abrir la energía para la manifestación de algo nuevo, además envías señales positivas al universo, señales que advierten sobre la creación de potenciales nuevos. 

 La Tierra en este momento se encuentra en un proceso amoroso de dejar ir. Limpiando a profundidad esos espacios donde se ha almacenado la energía de esas emociones que el ser humano a lo largo de su vida no ha logrado procesar. Todo aquello que te guardas y no expresas en su momento, se guarda en tu cuerpo, pero una copia se guarda en la memoria eterica de la Tierra. Esa memoria se almacena en el Agua, pero se procesa y limpia también a través del Fuego. Esa es la labor que están sosteniendo los volcanes y las grandes cantidades de lluvia. 

 El rayo Arcoíris llega en este momento para levantar una ola de energía creativa y renovada que permita que el ser humano abandone las viejas formas de vivir y de ser, para abrir su panorama a nuevas posibilidades. Por ello, es posible que en los pasados días hayan visto que viejos temas salieron a la superficie, temas que se creían ya resueltos. Justamente surgen porque es el momento adecuado para afrontarlos de una manera renovada y por consiguiente dejar ir.

 En este momento tan especial trabajaremos con el Tercer Registro Planetario contenido en el Agua Antártica. Este Registro trabaja en resonancia con la glándula tiroides. Esta glándula sostiene la energía del centro de la comunicación y de todo lo relacionado con la expresión. Regula energéticamente incluso a los pulmones. 

 En este tiempo muchas personas están presentado anomalías con esta glándula o también, problemas en garganta y sistema respiratorio. Eso se debe a que todo el sistema endocrino se encuentra siendo actualizado a través de las energías que están ingresando al Planeta. El propósito de esta actualización es de liberar a las glándulas de las cristalizaciones negativas y emocionales para que puedan correctamente cumplir con su más elevada función a través de la elevación de la vibración. 

La glándula tiroides representa la comunicación desde el Alma. Es la expresión en la verdad de quien tú eres. Por lo tanto, cuando hay dolor o enfermedad en esa zona significa que no estas expresando tu verdad de acuerdo a tu corazón. 

En esta conexión trabajaremos en incorporar la energía del Tercer Registro Planetario del Agua Antártica para abrir la energía de la Glándula Tiroides y facilitar la incorporación de la voz de la Verdad y la Vida del Ser.

 En Amor Infinito, desde el espacio donde todo es UNO.

Yeshua

 

 

En esta ocasión trabajaremos en conectar con La Red de Vida para sumarnos a la vibración Planetaria de Amor y Luz. Viajaremos hacia el Polo Norte para conectar con la frecuencia del Rayo Arcoíris, recorriendo su energía hasta el corazón de la Madre Tierra y conectaremos con los 13 Elohim para recibir e incorporar en nosotros la vibración del Tercer Registro Planetario de Antártida. Finalmente anclaremos la energía del Tercer Registro en nuestra glándula tiroides y en el Planeta.

Registro Planetario 3

flor

 Fractal individual de la RED DE VIDA

 

 sermaya

Forma de sostener TU fractal Individual desde el corazón. impulsado por el Cristal Arcoris octaedrico que es tu Semilla Cristica latiendo dentro de tu llama interior.

 parejacielo

Esta es la Forma de Sostener e irradiar en sintonía con la Red de Vida, entrelazando nuestros corazones en Amor, sostenemos esta Gran Red y cada vez que irradiamos Amor, sanación y Transmutación hacia la Tierra e invocamos al Ser interior de nuestras Hermanas y Hermanos a la distancia, la Luz y la Sanación se extienden por todo el Planeta!

 red de vida

La Red de Vida expandiéndose por todo el Planeta a través de los Servidores de la Luz. Esta Red sostiene y apoya los cambios. Cada vez que hacemos una limpieza en algún lugar del Planeta, al convocar internamente a nuestras Hermanas y Hermanos de Luz la sanación se extiende hacia todo el Planeta!

DESCARGA LA MEDITACION

Recuerden, tanto las Meditaciones como la Activación del Punto de Luz pueden hacerlo en grupo o en solitario. 

Donde exista una persona dispuesta a Servir el universo entero acude en Ayuda!

Les envío un gran abrazo e infinito Amor!

 …

 Para mayor información sobre lo que ES el AGUA DE ANTARTIDA click en la imagen. aquí

 Mas información sobre el Proyecto Conciencia Solar aquí

 

 

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.

TOP