Al hacer click en cada imagen accederas a la canalización y meditación

Capa Uno

Capa Dos

Capa Tres

Capa Cuatro

Capa Cinco

Capa Seis

Capa Siete

Capa Ocho

Capa Nueve

Capa Diez

Capa Once

Capa Doce

Capa Trece

La Tabla de Vesta

Las tribus de América se encargaron de custodiar la fuerza masculina de Helios y por esa razón al conectar con las tribus de América se puede apreciar esa energía masculina solar: el Inti Padre sol. Pero no toda la sabiduría quedo en la Tierra de América. La sabiduría se repartió por todo el Planeta y la energía de la tabla de Vesta encontró su lugar de amoroso reposo y silencio en Europa, en las tiernas tierras de Inglaterra. Verán, mientras que América custodiaba las energías del Padre Sol Helios, Europa recibía el regalo de custodiar las energías de la Madre Solar Vesta, cuya sabiduría y fuerza fue entregada a las tribus celtas que se esparcieron por Irlanda, Escocía, Inglaterra, Francia y España. Helios y Vesta son amorosos guardianes de este Planeta Tierra y juntos en su infinito amor son fractales de la Madre y el Padre cósmicos. La Madre Vesta emanó desde su sagrado Corazón las energías contenidas en la Tabla de Vesta conduciéndolas hacia el corazón de cristal de la Madre Tierra. Desde ese espacio de amor infinito la Tabla de Vesta se mantuvo irradiando su Luz y sabiduría para las tribus celtas, guardianas de sus enseñanzas. Además de ello, las tribus celtas custodiaron la energía y la presencia del Disco Solar que se encuentra resguardado en Stonehenge. Tanto el Disco Solar como las piedras sagradas de Stonehenge prácticamente han permanecido en silencio a medida que la Luz reingresaba a la Tierra en los pasados años. Y es que, para que el Disco Solar de Stonehenge emita sus pulsaciones de información y Luz se necesitaba que los 13 Discos Solares de América se activaran o liberaran la suficiente cantidad de energía y Consciencia hacia un determinado numero de personas, de modo que la energía masculina fuese equilibrada y liberada de la carga karmica de dolor y separación que la sumergió en el olvido de su verdadera esencia. La energía masculina desequilibrada a nivel Planetario ha impedido que dentro de las consciencias humanas se manifieste la apertura en humildad hacia el Amor de la Madre y la Voluntad Divina, por esa razón la Humanidad actúa en base a los deseos del ego. Y es que, para que la Diosa retorne, el Dios deberá abrir sus brazos y recibirla en amor y humildad, escuchando desde el profundo silencio de su Alma el Canto Sagrado de la Diosa cuya manifestación en este Plano es la Amorosa Voluntad Divina, la misericordia y la compasión. La Tabla de Vesta por lo tanto ha habitado siempre en las Tierras europeas, sosteniendo la energía de la Divina femenina y entregándole sus enseñanzas de amor a las tribus celtas. Vesta al igual que la Madre Cósmica es completamente Solar. A decir verdad la energía femenina en su vibración mas elevada es Solar, puramente solar, pues la Diosa y Dios danzan envueltos eternamente por la flama de su amor apasionado de cuya fuente surge la energía kundalini.
TOP