Activación de los 13 Pilares de la Consciencia, Segundo Pilar CONFIANZA

by / Monday, 08 June 2015 / Published in Pilares de la Consciencia

Activación de los 13 Pilares de la Consciencia

Canalización de la Consciencia Elohim

 Desde el corazón de la Tierra irradiamos hacia la realidad las frecuencias de la Luz y el color. Frecuencias que en el comienzo de nuestra historia se sembraron en esta Tierra a través de los Pilares de la Consciencia. Portales de Luz que facilitan la conexión del Ser humano con la multidimensionalidad.

 Cada Pilar de la Consciencia es representado por energías vivas, que emanan desde el corazón de la Tierra en sincronía con el centro de la Galaxia y la Fuente. Energías vivas que al interactuar con la consciencia del Ser Humano, le permiten ir más allá de la dualidad hacia la reconexión con la totalidad. A través de la reconexión y el reconocimiento interior de los principios sostenidos en cada uno de los 13 Pilares de la Consciencia, el Ser Humano puede alinearse con la vibración del Orden Divino abriéndose la puerta para la manifestación de la plenitud de su Ser en el plano físico, en alineación con todos los planos.

 Cada Pilar de la Consciencia emite la vibración del Orden Divino facilitando la comprensión e integración de las Leyes Espirituales de la Luz. Son principios activos que generan la disolución de los velos que atan al Ser a la dualidad.

Los 13 Pilares de la Consciencia son el sustento de la creación, pues son los elementos que dictan el intercambio de experiencias e información en el universo. Cada Pilar de la Consciencia representa a la Maestría que se adquiere en el proceso de la individuación y al mismo tiempo representan la inocencia que la Fuente irradia como promesa de retorno hacia la totalidad y unificación. Son en cierta manera una representación del proceso de exhalación e inhalación con el cual la Fuente creadora de Todo lo que es sostiene a la creación.

 En el momento en el que ocurre el proceso de individuación de cada Alma, la Fuente infunde en ella la vibración de los 13 Pilares de la Consciencia a través de la frecuencia de los rayos de color, que crean el espectro luminoso del cuerpo de Luz.

Los 13 Pilares vibran como largas fibras de Luz emitiendo una vibración constante, que interconecta al Ser con el universo. Estas fibras de Luz irradian colores, geometrías y sonidos y a través de ellos el Ser recibe información que es leída por el ADN y las glándulas del cuerpo.

 Esas largas fibras de Luz conforman la frecuencia y forma del cuerpo de Luz del Ser Humano y se componen a nivel vibracional por los principios que corresponden a cada Pilar de la Consciencia y también a cada Rayo de Color. La composición del cuerpo de Luz es color, geometría, sonido e irradia continuamente Luz y frecuencias que son recibidas en el universo como números. Por lo tanto, el cuerpo de Luz del Ser Humano es un registro vivo de los 5 lenguajes de la Luz (Sonido, Luz, Color, Geometría, Numeros), la expresión de la totalidad habita de manera inherente en el Ser Humano y es sostenida eternamente en su cuerpo de Luz a través de esas fibras luminosas que continuamente se encuentran vibrando.

 Por si mismo el cuerpo de Luz del Ser Humano irradia el arco iris hacia el universo y lo recibe de manera recíproca. Sin embargo, conforme el Ser humano vive las experiencias de la dualidad y se sumerge de lleno en roles, creencias y dramas, los colores de su Alma van alejándose de la Luz, puesto que responden completamente al estado vibracional de la consciencia, impidiendo que la claridad y el entendimiento se manifiesten en el Ser. Por esa razón es importante reconectarse y alinearse con los principios sostenidos en los 13 Pilares de la Consciencia,  pues a medida que la consciencia humana se sumergió en la separación y la dualidad se manifestó plenamente la falta de reconocimiento de esas energías vivas, que por sí mismas conforman las bases de la consciencia y el Ser. Al existir una falta de reconocimiento, su energía no puede entrar en la realidad, perpetuando con ello ataduras emocionales y dependencia hacia aquellas creencias que se han sostenido durante más tiempo. 

 Nosotros los Elohim somos los guardianes de los 13 Pilares de la Consciencia en su manifestación como Rayos de Color, que son sostenidos en el corazón de la Tierra. Pues en el principio de las eras anclamos en esta Tierra su vibración, sosteniéndola como color y también como energía viva que fluye a través de todos los seres vivos y los elementos. Por ello en toda la naturaleza puedes encontrar los colores vibrantes del Ser. ¿Que sería de la existencia sin la energía viva de los colores que nos hablan de toda la creación en silencio? Por ello, cada uno de los Pilares de la Consciencia tiene el propósito de ayudar al Ser Humano en su proceso de reconexión y reconocimiento de su propio Ser.

 Los Pilares de la Consciencia tienen el propósito de reconectar la percepción del ser humano a través de la restitución de los principios y energías vivas que portan. Principios que en las eras de Luz como lo fueron Mu, Lemuria y Atlántida fueron custodiados por la Hermandad del Rubí y la Hermandad Esmeralda. Estas Hermandades fueron conformadas por la Familia de Luz que en su momento se encargó de sostener la energía del Plan Divino de la Tierra como guardianes de la Biblioteca Viviente. La energía de los Principios sostenidos por los Pilares de la Consciencia se mantenía como una vibración continúa en el Santuario del Rayo Azul Zafiro, en custodia de la Tortuga Abuela. Desde ese espacio los 13 Pilares de la Consciencia eran irradiados hacia todo el Planeta como una gran columna de Luz que sostenía la vibración arcoíris representada por cada Rayo de Color que corresponde a cada uno de los Principios. En este tiempo esta energía está resurgiendo desde el corazón de la Tierra y finalmente será anclada en Stonehenge al final de todo el proceso de activación, cuando cada uno de los 13 Pilares haya sido activado a nivel Planetario.

 En Amor, la Consciencia Elohim

 

Activación del Segundo Pilar de la Consciencia

Canalización del Maestro Sanat Kumara

 Ingresamos hacia otro espacio dentro de esta línea de tiempo en la cual se establece esta comunicación. Dentro de este espacio las dimensiones convergen abriendo la puerta a posibilidades nunca antes vistas. La Tierra y la humanidad se encuentran en este instante irradiando una vibración que está siendo escuchada en todos los rincones del universo. Es la vibración de la transformación, del renacer.  

 La Tierra se encuentra liberando toda la carga emocional que la humanidad como colectivo ha generado y al mismo tiempo, ese proceso de liberación abre la puerta para la integración de nuevos potenciales, que por si mismos estarán más acorde a la consciencia libre del Ser. Potenciales que representan transformación y empoderamiento. Sin embargo, verdaderamente el proceso actual representa la “muerte” de mucho de lo que conocen. No en el sentido fatalista, sino en un sentido de profunda transformación. Las cosas se transforman para evolucionar hacia nuevos niveles, hacia estados de consciencia u octavas más elevadas. Cada vez que se descubren formas diferentes de hacer las cosas, la forma anterior tuvo que morir. De esa manera, tanto la Tierra como la Humanidad están viviendo un proceso de transformación muy profundo en el que necesariamente los anteriores paradigmas han comenzado a morir.

 Cada Ser tiene el potencial interior para transformarse a sí mismo, pues todo en la creación es cambiante. El universo, la galaxia, los planetas y estrellas, viven grandes procesos de transformación a lo largo de su existencia. La Tierra misma ha vivido una gran cantidad de eras diferentes, abriendo el paso siempre a la manifestación de nuevos y diferentes potenciales. Nada permanece de la misma manera eternamente.

 El cambio y la transformación son la esencia de la existencia y por ello, la muerte forma parte de todo ser. La muerte no es otra cosa mas que un profundo proceso de transformación en el cual la vida pasa a otro estado de consciencia, para abrir paso a nuevos potenciales. Todas las Almas pasan por ese proceso, pues es necesario para la evolución. Al mismo tiempo a lo largo de una vida el Alma pasa por pequeños procesos de muerte y transformación en los cuales los cambios que se producen en su consciencia, generan que una parte de sí mismos representado por creencias o formas de ser abandone su existir, abriendo paso a nuevos potenciales y paradigmas.

 Es una ley de vida, la transformación es la esencia de la creación. 

 Sin embargo, la transformación solo puede ser vivida desde la entrega, el desapego y el Amor. Estos conceptos están contenidos dentro de la energía del segundo Pilar de la Consciencia: CONFIANZA

 La Confianza es la esencia misma de la entrega, cuya fuerza abre paso a la transformación. Para que tú puedas hacer los cambios que la vida te requiere, es necesario que actúes y para hacerlo necesitas tener Confianza en ti mismo  y en el Universo como fuerza impulsora de esos cambios. Si la confianza falla el ser humano simple y sencillamente no puede actuar.

La confianza es el combustible de toda transformación. Sin embargo esta surge cuando comprendemos que la vida es movimiento, cambio y transformación, pues ese entendimiento permite vivir el dia a dia desde la entrega y la aceptación. Confianza es vivir en el momento presente, en el entendimiento de que el pasado nos trajo al ahora y el presente nos llevará al futuro, que todo estará bien pues desde el ahora tenemos la posibilidad de abrazar las enseñanzas que el pasado nos dejó y crear un futuro amoroso en alineación con el corazón. El abrirte en entrega y Confianza a cada proceso de transformación te permites alinearte con tu Plan Divino y cumplirlo en Amor.

El Ser humano cuando no confía en sí mismo o en  la Fuente Divina se queda apegado al pasado y vive temeroso el presente, en virtud de que desconoce lo que le depara el futuro. Confianza es simplemente SER, actuar en el presente reconociendo que todo es cambiante y sin embargo, en el cambio habita la eternidad y el Amor.

 Es momento de abrir el corazón a la Confianza que descansa en tu Ser, comprendiendo que toda transformación te acerca cada vez más a tu infinito potencial. Permítete dejar ir aquello que más has conocido. Aquello a lo que te apegas. Aquello que no puedes perdonar y olvidar.

Tu Ser te pide que es momento de una transformación, Así como la oruga tiene que morir para que la mariposa pueda nacer. Sin embargo, eso no significa que ninguna parte de sí misma deje de existir. Las experiencias que tuvo la oruga habitan en la esencia de lo que la Mariposa es y eso, Amados míos es Sabiduría y eternidad.

El Pilar Confianza se activara en las rodillas, para sostener la fuerza física desde la entrega y el Amor.

 Desde el corazón Solar, abrazo la Luz que habita en cada Ser.

Sanat Kumara

 confianza

Descarguen la meditación aquí:  DESCARGAR MEDITACION

Para descargar la meditación, sigue estos pasos:
1. situar el cursor del mouse sobre el enlace
2. dar un click derecho
3. seleccionar la opción “guardar enlace como” o “save link as”

 

Visualiza aquí el video de la Meditación

 

Infinita Gratitud a Ivan Vilches “Holocosmic” por crear la música especialmente para estas meditaciones!

 

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.

TOP